Parlamentarios en defensa de los animales preguntan al Gobierno en el Congreso sobre la industria peletera

 09/05/2012

"Telecinco.es"


Joan Josep Nuet registra también una batería de preguntas en el Congreso sobre los planes del Gobierno con animales exóticos 

El diputado de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), Joan Josep Nuet, miembro de la asociación parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA), ha registrado en el Congreso una batería de preguntas al Gobierno en las que le cuestiona sobre la industria peletera, si conoce su impacto medioambiental, si tiene previsto desarrollar alguna medida legislativa para proteger el entorno donde se hallen dichas granjas, o cuidar el bienestar de los animales empleados.
Estas preguntas, a las que ha tenido acceso Europa Press, han sido presentadas a propuesta de la organización animalista 'Libera - Galicia', y en su argumentación se exponen los resultados del estudio realizado por la consultora independiente 'CE Delft', que analiza el ciclo de producción de las pieles de visón, y de los que se desprende que producir un kilo de piel de visón supone una huella ecológica superior al tratamiento de otras alternativas, como el algodón o el poliéster.

Así, Nuet argumenta que la peletería supone un negocio "cruel" con los animales, a la vez que asegura que, contrario a lo que se cree y que intenta promover la industria peletera, el hecho de producir material de origen animal, como es la piel de visón, "no es un acto más ecológico que producir la misma cantidad de productos de carácter sintético como el poliéster u otros tejidos plásticos".

A su juicio, esta afirmación no podría ser más equivocada, ya que los autores del estudio identificaron "graves amenazas ambientales, durante todo el proceso de tratamiento de las pieles". Además, en la pregunta se recuerda que la asociación animalista 'Libera' solicitó incluir las granjas de visones como espacio de riesgo ecológico.

Es más, señala que durante la redacción del catálogo nacional de especies invasoras direntes entidades solicitaron la inclusión de las granjas de visones como espacios de riesgo biológico, entendiendo que este negocio provocaba o podía provocar "graves daños" a los ecosistemas donde están instaladas las naves, fomentando la contaminación de la tierra, su acidificación, o la eutrofización del agua.

Con ello, Nuet señala que en el texto registrado no se olvida denunciar que las granjas peleteras son un "negocio que tortura a los animales", considerándolos meros objetos de consumo. Finalmente, indica que los cientos de visones alojados en jaulas de batería, acaban desarrollando toda clase de patologías y automutilaciones.

TRÁFICO DE ANIMALES EXÓTICOS

Igualmente, el diputado de izquierdas ha presentado en el Registro del Congreso un conjunto de preguntas escritas dirigidas al Ejecutivo para cuestionarle, en primer lugar, sobre si piensa desarrollar alguna medida legislativa para impedir el tráfico en la Red de animales exóticos, bien desde España o hacia el propio país.

De igual forma, pregunta acerca de cuántos ciudadanos han sido detenidos en España como consecuencia de actividades relacionadas con el tráfico de animales exóticos durante 2010 y 2011, así como el número de animales que han sido confiscados como consecuencia del tráfico ilegal en este periodo.
Finalmente, formula la pregunta de si cree el Gobierno necesario elaborar un marco legislativo para combatir el tráfico de animales exóticos y su entrada en el territorio español.

En la exposición de motivos, a la que ha tenido acceso Europa Press, el diputado de IU comenta que el tráfico de estos animales es un negocio "muy lucrativo", además de ilegal, y donde la venta de especies salvajes, capturadas de forma cruel en sus hábitats, sigue aumentando en los países desarrollados.
"En España desgraciadamente siguen apareciendo en los medios de comunicación casos de animales sin las identificaciones y permisos correspondientes y cuyo origen será el tráfico ilegal. Algunos de estos casos están relacionados con instalaciones de carácter zoológico", agrega.

En su opinión, el Ejecutivo, en el marco de sus atribuciones, debe combatir cualquier clase de comercio ilegal de animales. Además, puntualiza que Internet se ha convertido en el "gran centro" de venta de este tipo de comercio. 

"El marco legal actual de los anuncios dificulta las actuaciones y las páginas que albergan estos contenidos, que a su vez se lucran de anuncios, tampoco muestran una especial colaboración con las entidades no lucrativas que se dedican a investigar y denunciar esta situación", concluye.