Las enmiendas a la totalidad contra la ILP Pro-Taurina se justifican porque “el maltrato animal en pleno siglo XXI no puede considerarse Patrimonio Cultural"

[Comunicado]  18/09/2013


La presentación de estas enmiendas  persigue “convertir esta ley, que blinda la Tauromaquia, en una ley que impida el acceso de recursos públicos a esta actividad”


Los diputados Chesús Yuste, Laia Ortiz, Joan Coscubiela, Joan Josep Nuet y Ascensión de las Heras, así como la diputada Teresa Jordá,  miembros de la ‘Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales’ (APDDA), han promovido enmiendas a la totalidad contra la Iniciativa Legislativa Popular que pretende declarar los Toros Bien de Interés Cultural (BIC) y que votará las enmiendas al articulado en la Cámara Baja el 2 de octubre.



Estas enmiendas obligarán al Ministro José Ignacio Wert a comparecer en el Congreso de los Diputados el día 26 de septiembre, para ‘defender’ un espectáculo que estos parlamentarios tachan de " violento, donde se lleva a cabo la tortura de los animales con instrumentos de acero cortantes hasta su sangrante muerte".


El portavoz de APDDA, Chesús Yuste, y promotor de parte de las enmiendas, ha señalado que la presentación de éstas persigue “convertir esta ley, que blinda la Tauromaquia, en una ley que impida el acceso de recursos públicos a esta actividad y también el acceso a la TV en horario protegido para la infancia, además de impedir que los menores de edad puedan asistir a Corridas de Toros y a otros espectáculos donde se produzca maltrato y muerte de un animal, lo que incluiría también al ‘Toro de la Vega’ de Tordesillas”. Yuste ha subrayado que “el maltrato animal en pleno siglo XXI no puede ser considerado, bajo ningún concepto, como Patrimonio Cultural”.



Contenido de las enmiendas


Contrario a la base de la  ILP registrada, las enmiendas rezan que "las corridas de toros y otros espectáculos donde se produzca maltrato y muerte de un animal no podrán ser considerados en ningún caso como patrimonio cultural español" y piden también "requisitos y límites" para la crianza del toro y para las actividades relacionadas, prohibiendo "todas las ayudas o subvenciones públicas" a las corridas de toros, a la cría de toros de lidia y a cualquier acto de difusión y publicidad de estos espectáculos taurinos, así como excluir a los criadores de toros de las ayudas de la Política Agraria Común y otros programas de asistencia de la Unión Europea.


Por otro lado, se solicita que se dejen de emitir Corridas de Toros en los medios de comunicación, dentro del horario infantil, y que se prohíba la entrada de menores en las plazas de toros, alegando que "pueden perjudicar seriamente su desarrollo físico, psíquico, mental y moral" por "la violencia gratuita que de ellas se desprende y por el proselitismo intrínseco del maltrato animal".



APDDA