605 personas han recibido disparos accidentales por armas de caza y 51 han muerto, en los últimos ocho meses

[Comunicado] 19/10/2020

La ausencia de casos concretos aparecidos en los medios de comunicación, y que no constan en la estadística del Gobierno, hace sospechar al senador Carles Mulet que el número de casos es superior al que se refleja

Según ha informado el Gobierno, en respuesta a la batería de preguntas del senador Carles Mulet, de la ‘Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales’ (APDDA), en la que éste solicitaba datos sobre las armas de caza, en los últimos ocho meses – desde el  1 de enero al 6 de septiembre de 2020 – 605 personas han recibido disparos accidentales por la actividad de caza con arma, de las cuales 51 han muerto. Encabeza la lista la provincia de Toledo (67 accidentes y 6 muertos), seguida de Ciudad Real (50 accidentes y 3 muertos), Jaén (31 accidentes y 3 muertos), Córdoba (31 accidentes y 2 muertos),  Cuenca (28 accidentes y 1 muerto), Asturias (25 accidentes y 5 muertos), Cáceres (24 accidentes y 2 muertos), Sevilla (21 accidentes y 2 muertos) y Badajoz (20 accidentes y 2 muertos).

El senador ha tachado la cifra de “escandalosa”, dado que, según indica el Gobierno, los datos corresponden a un año aún por terminar.

Además de los datos generales de este tipo de accidentes, Mulet ha querido conocer los datos por sexo y edad. En éstos se refleja que, en el mismo período,  15 mujeres han recibido disparos accidentales por la actividad de la caza con arma – una de ellas ha muerto -, aunque el Ejecutivo indica que ninguno de los casos has sido catalogado como posible caso de violencia de género.

Referente a los menores de edad, durante los mismos meses del año, 2 personas han recibido disparos accidentales por armas de caza en manos de menores, sin que se haya dado – según el Gobierno - ningún caso de muerte. Pero las cifras suben cuando los datos se refieren a menores que han sido disparados por accidente en actividades de caza: 17 accidentes y un menor muerto en Valladolid.

Sin embargo, la ausencia en la estadística del Gobierno de casos concretos aparecidos en los medios de comunicación hace sospechar al senador que las cifras que maneja el Ejecutivo no son precisas y que el número de casos sería superior al que refleja. Por ejemplo, los datos aportados no reflejan la muerte de un hombre en Almería y de otro en Girona, dentro del período temporal de la estadística. Tampoco incluyen el disparo a un menor en Huelva ni del hombre que murió en Azuaga (Badajoz) por el disparo accidental de su hijo, y que precisamente fue el caso que llevó al senador a realizar la interpelación al Gobierno.

Por otro lado, en la respuesta se ha incluido el número de licencias de arma de caza existentes, con un total de 2.576.495 en toda España.

APDDA