APDDA insta al Gobierno a aprobar una Ley de ámbito estatal que prohíba el uso de animales en circos

[Comunicado] 03/04/2018

Ayer por la tarde, un elefante murió y dos resultaron heridos al volcar en Albacete un camión que los transportaba. Los elefantes pertenecen al Circo Gottani, que había pasado varios días en el municipio de La Gineta

La APDDA denuncia que sin una Ley nacional para la prohibición de los circos con animales seguirán habiendo graves accidentes que no solo afectan al bienestar animal, sino también al de la ciudadanía en general

Ayer a las 16:00 tuvo lugar un accidente en Albacete en el que un elefante falleció y dos resultaron heridos, al volcar el camión que los transportaba. Los animales pertenecían al Circo Gottani, que había pasado varios días en el municipio de la Gineta.

Ya son cuatro las comunidades que han prohibido los circos con animales: Catalunya, las Islas Baleares, Galicia y la Región de Murcia. Sin embargo, como ha denunciado la ‘Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales’ (APDDA), estos desplazamientos no pueden evitarse si no hay una prohibición a nivel estatal.

El rechazo de los circos con animales se está extendiendo en toda España: además de las cuatro Comunidades Autónomas, también unos 400 municipios han prohibido este tipo de espectáculos. Todo ello teniendo en cuenta que España es de los pocos países europeos cuya normativa general todavía permite animales salvajes en los circos: en 23 países europeos ya han sido prohibidos. La evidencia científica ha demostrado el grave impacto que tienen estos espectáculos en el bienestar animal, cuyas vidas en los circos se caracterizan por el aislamiento, el castigo, el miedo y el cautiverio. A pesar de que los espectáculos circenses no muestran conductas violentas explícitas a la vista de los espectadores, los actos que los animales son forzados a hacer son antinaturales y, para obligarlos a llevarlos a cabo, son sometidos a métodos de adiestramiento basados, en muchas ocasiones, en el castigo físico, la privación de alimento y agua y el aislamiento del resto de sus congéneres. Los circos con animales también suponen un riesgo para la salud pública, a causa de accidentes, fugas y la transmisión de enfermedades (zoonosis) sin ninguna justificación conservacionista o educativa.

Según un informe de ‘Eurogroup for Animals’, en los últimos 22 años se ha tenido constancia de más de 300 accidentes en los que se han visto involucrados más de 600 animales salvajes de circos en toda la Unión Europea. Unos datos preocupantes, teniendo en cuenta el limitado número de circos europeos que aún permiten estos tipos de espectáculos.

Desde la APDDA instamos al Gobierno a aprobar una Ley de ámbito estatal que impida la instalación de circos que utilicen animales en sus espectáculos, basándose no solo en la protección de los animales, sino también en la salud de las personas y la educación de la ciudadanía. Esta medida legal prohibitiva no sería contraria al derecho a la cultura o al de la libertad de empresa, puesto que no impide la actividad empresarial, sino aquella especialidad que hace uso de los animales.

“Este accidente muestra que estos animales no viajaban en unas condiciones óptimas. Y pone el foco, de nuevo, sobre el maltrato que supone para los animales ser explotados en circos. De hecho, se demuestra que no deberían actuar en circos, porque los animales no están aquí para divertirnos. Hace falta un marco estatal y la APDDA se compromete a trabajar en ello, en red con las distintas asociaciones animalistas”, ha declarado la senadora Vanessa Angustia, miembro de APDDA.

APDDA