APDDA: Tordesillas “debería seguir el ejemplo de otras localidades que ya han cancelado festejos taurinos”

[Comunicado] 14/09/2015  

Chesús Yuste, portavoz de APDDA, también denuncia la promoción de la tauromaquia en los “encierros infantiles” de las fiestas de la localidad

El Toro de la Vega 2015 tiene nombre: se llama “Rompe-Suelas”, y será torturado en la localidad de Tordesillas, el próximo 15 de septiembre, en el macabro espectáculo que se realiza cada año en esta localidad vallisoletana.

El portavoz de APDDA, Chesús Yuste, lamenta que Tordesillas siga torturando animales, escudándose en la tradición. Yuste señala que este pueblo “debería seguir el ejemplo de otras localidades españolas que ya han cancelado festejos este verano, ante el debate social en contra de la tauromaquia y de las subvenciones destinadas a esta tortura”. A Coruña ha cancelado la Feria Taurina, y Madrid, Zaragoza, Valencia, Cádiz y Valladolid han anunciado el final de las subvenciones al maltrato animal. El portavoz asegura que “un centenar de ciudades va a dejar de proteger la tauromaquia”, convencido de que se está viviendo una revolución de conciencia, que avanza con rapidez, y que llevará a la prohibición de algunas modalidades del sector taurino o su reconversión total. Yuste señala que “tenemos una deuda histórica” con los animales y que ahora es el momento de saldarla, porque “esta sociedad ya no aguanta más violencia”.

Por otro lado, APDDA denuncia la promoción de la tauromaquia en actos infantiles de las fiestas de Tordesillas, denominados “encierros infantiles”, recordando que el Comité de los derechos del Niño de Naciones Unidas confirmó, en 2014, que “la violencia de la tauromaquia” – así lo cita - vulnera la Convención de los Derechos del Niño de 1989, una de las cartas fundamentales de derechos humanos. Para Yuste es vital que los niños no asistan a este tipo de actos, para “prevenir la violencia” en las nuevas generaciones.

APDDA