Las tensiones aumentan en España por la tradición sangrienta de la Tauromaquia

"TIME" 19/07/2016

Chesús Yuste: "El tiempo de las corridas de toros ha pasado"



(…) Los defensores de las corridas de toros dicen que ésta práctica es tan española que puede ser que sus orígenes se remonten a miles de años.

"El toreo es algo increíblemente ancestral y es una forma de arte como la poesía", insiste el presidente de la Asociación Internacional de Tauromaquia, Williams Cárdenas, a ‘Time’. Él sostiene que el rechazo de la tradición se debe a que son incapaces de apreciar su "belleza".

Ante  este tipo de actitudes tradicionales, el periódico más vendido de España, ‘El País', trata las corridas de toros como cultura, en la sección deportes, o junto a otras actuaciones como teatro y ballet. Cada corrida sigue el mismo ritual, en tres partes, protagonizada por un matador vestido con hilos bordados, que se remonta a la España imperial. Desvía su capa para dirigir el toro en una "danza", 15 minutos antes de hundir su espada entre los hombros del toro y, en última instancia, matar al animal.

La esencia de la práctica es una "lucha entre un animal noble y feroz y un ser humano inteligente y valiente que pone en riesgo su vida para alcanzar la gloria de los valores civilizados", escribe Antonio Lorca, el crítico taurino. Es una defensa y un tipo de lenguaje, típico entre los seguidores de este deporte sangriento.

Sin embargo, los grupos de derechos de los animales sostienen que los toros no son una lucha justa.

"En el siglo XXI es impensable que un espectáculo en el que alguien maltrata y mata a un animal sea oficialmente un evento cultural", dijo Chesús Yuste, portavoz de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA). "El tiempo de las corridas de toros ha pasado" (…)