El Congreso pide que se prohíba el comercio y la tenencia de primates

"EFE Verde" 27/07/2017


APDDA promovió la Proposición no de Ley, en diciembre de 2016, para pedir medidas más estrictas, respecto a las condiciones de comercio, captura, posesión y transporte de estos animales 

El Congreso pide que se prohíba el comercio y la tenencia de primates El Congreso ha pedido hoy al Gobierno que legisle para prohibir el comercio, la cesión, la donación o el intercambio de primates, así como su tenencia, y ha alertado del aumento de las transacciones que se realizan por internet.

Cada año se comercializan miles de primates en España para su tenencia particular debido a una legislación que es “confusa y contradictoria”, refleja esta iniciativa parlamentaria, que advierte además de que han aumentado también el número de animales abandonados, maltratados y decomisados.
Para evitarlo, la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de la cámara ha aprobado por asentimiento una proposición no de ley, suscrita por todos los grupos parlamentarios, que pide al Gobierno que modifique la legislación actual, para que la tenencia de primates se limite a organismos, institutos o centros autorizados de una forma oficial.

La proposición no de ley incluye además la posibilidad de que esos animales puedan ser tenidos por instituciones u organizaciones para la investigación o para labores de conservación de las especies.


Comercio legal de crías en cautividad 

El comercio de primates capturados en la naturaleza es ilegal y está prohibido, pero el de animales criados en cautividad está regulado y cada año se venden en España de forma legal miles de crías que cuentan incluso con la documentación necesaria y supervisada por el Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones dependiente del Ministerio de Economía.

Las especies más afectadas por este comercio son los “titís” y los “tamarinos”, que son los primates más pequeños del mundo, lo que los convierte en animales fáciles de manejar y que sean muy apreciados como mascotas y como una fuente de dinero negro para los que los adquieren con el fin de hacerlos criar para luego vender los ejemplares.


Cambios en la legislación 

Cada ejemplar de las especies más comunes puede costar entre 1.500 y 2.000 euros, y las más protegidas hasta 5.000 euros, según expone la proposición aprobada hoy en el Congreso, que señala que los primates pueden reproducirse hasta dos veces por año y tener dos crías en cada parto.

Los grupos parlamentarios han denunciado la proliferación de anuncios en internet que ofrecen crías “legalizadas” para su venta, y han incidido en la importancia de acometer cambios legales para evitar la confusión legislativa actual y acabar con este problema. 


Noticia relacionada: "Todos los grupos parlamentarios avalan la iniciativa de APDDA contra la compraventa de primates, registrada hoy en el Congreso" (Ver